Loading...
Cúpula 5Revista Cupula

Entrevistamos a “Nuestros Héroes”

 
Entrevista a Estefanía Palacios, Médico Oncólogo (por Desiré Fernández Valle)

Me llamo Estefanía Palacios Mena, nací el día 16 de Septiembre de 1980 en Badajoz.

Me he criado en Fuenlabrada (Madrid), ya que mis padre se vinieron a trabajar aquí. Mi infancia y mis estudios los he hecho aquí.

Desde pequeñita siempre me gustó la medicina, por eso es mi vocación y fue lo que decidí estudiar. Hice mis estudios en la Universidad Complutense de Madrid y luego la especialidad la hice en el “12 de Octubre” en Madrid. Cuando acabé estuve trabajando en el “Gregorio Marañón” hasta que hice el MIR. Me saqué mi plaza en el hospital de León (donde trabajo actualmente), aquí llevo cuatro años, estoy muy contenta y muy feliz.

-¿Qué tiene de especial esta carrera que la diferencia de las demás?
El agradecimiento que tienen este tipo de pacientes, no lo tienen ningún otro. El poder ayudar o animar a estas personas durante esta enfermedad tan grave me llena de satisfacción.

-Con todas las especialidades que hay en medicina, ¿Qué te llevó a especializarte en oncología?
Cuando estaba estudiando la carrera, a mi abuela la diagnosticaron de un cáncer de mama, fue la primera experiencia cercana que tuve con el cáncer. Y decidi en 6º de carrera hacer las prácticas en oncología, de hecho era la única estudiante que solicitó allí las prácticas, y me encantó todo lo que se puede hacer por la gente con esta enfermedad.

-¿Qué idiomas sabes hablar?
Inglés y un poco de francés.

-Desde su consulta habrá visto todo tipo de casos de cánceres, ¿Cómo es su día a día en la lucha por ayudar (ayudar a tratar ) a los que padecen esta enfermedad?
Siempre trato de ponerme en el otro lado de la mesa, es decir, ponerme en el lugar del paciente, pensando que podría ser de mi familia la persona que tengo enfrente. Intento si es posible, en primer lugar curar la enfermedad, si no es posible, entonces paliar la enfermedad de la mejor manera posible y si tampoco fuese posible, consolar. Siempre se puede dar confort a estos pacientes, simplemente con un gesto o una palabra. Hay que pensar que las personas que vienen a la consulta están enfermas y que es algo que ellos no han elegido, hay que tratarles con toda la calidad humana de la que disponemos.

-Imagino que el oncólogo debe ser también un poco psicólogo para con estos casos, ¿Qué suele recomendar a los pacientes o qué les dices a la hora de darles una noticia así?
Siempre hacemos de psicólogos. Mis pacientes me cuentan muchas historias no relacionadas con la enfermedad, de sus hijos, o sus preocupaciones, hay que escucharles y orientarles si es necesario. Nunca hay que quitarles la esperanza del todo cuando vas a dar una mala noticia con en el “cáncer”, ya la propia palabra “asusta” demasiado, hay que intentar suavizarles, en la medida en la que se pueda, el dar “malas noticias”. Pienso que los pacientes cuando acuden a un servicio de oncología, saben perfectamente lo que tienen, aunque muchas veces los familiares se empeñen en ocultarles el diagnóstico de su enfermedad, yo siempre les digo a los familiares, que si el paciente no era tonto antes del diagnóstico del cáncer, no se va a volver tonto de repente. Está claro que tampoco hace falta dar mas información de la que sea necesaria, como por ejemplo sobre el pronóstico de su enfermedad,, pero soy del a opinión que si deberían saber cuál es su enfermedad.

-A lo largo de su carrera, ¿Cuál es el caso que más le ha impactado?
Muchos. Hace poco tratamos una niña de 10 años, con un tumor cerebral que improntaba en la órbita y le provocaba un exoftalmos con mucho dolor. O también otra paciente que tengo ahora en tratamiento por un cáncer de mama y se me puso a llorar en la consulta, rogándome que le dijera que “se iba a curar, que ella se tenía que curar porque tiene un hijo de 4 años”. O también otra paciente que traté de un sarcoma en una pierna, y venía con su marido y su hijo, que también tenían cáncer los dos, ambos de colon, y se les había diagnosticado a los tres en menos de 4 meses. Y así podría continuar…por desgracia.

-¿Cómo reaccionas si algún paciente te lleva la contraria?
Le trato de explicar con palabras que él pueda entender, mi postura respecto a la enfermedad y al tratamiento, intentando hacerle ver qué es lo mejor para él. No discuto con ellos, yo siempre les digo que la decisión es suya, (VA A SER ÉL, EL QUE SE VA A TRATAR, NO YO, LA DECISION FINAL TIENE QUE TOMARLA ÉL). Le insisto para que lo piense bien, tranquilamente en casa y que en unos días nos volvemos a ver, por si ha cambiado de opinión.

-¿Has llegado a salvar la vida alguna persona?
Sí, cada día salvamos vidas, de lo que estoy muy orgullosa.

-¿Cuáles son los principales retos de la oncología en la actualidad?
Curar el cáncer y si no se puede hacer que sea una enfermedad crónica, lo más llevadera posible. Y que los tratamientos tengan la menor toxicidad posible para el paciente, siempre pensando en mejorar su calidad de vida.

-De todo lo que llevas hecho en tu carrera, ¿Qué es lo que más te ha gustado?
Me gusta mucho que mis padres y mi familia estén orgullosos de mí, y que sea la primera doctora de la familia. Respecto a mi trabajo, me gusta cuando hago las consultas de revisión a los pacientes que ya han sido tratados, y han pasado 5 años desde que finalizamos el tratamiento, y por fin les puedo dar el alta, porque prácticamente (aunque bueno depende de la patología) están curados.

-¿Qué satisfacciones te llevas de tu trabajo y cuáles no?
La mayor satisfacción es que un paciente te dé las gracias con lágrimas en los ojos, por lo bien que le has tratado (en el trato personal), aunque no le hayas curado y también cuando te las dan por haberle curado. Lo peor puede ser que como son pacientes tan demandantes de atención tanto a nivel psicológico como sanitario, esto supone un desgaste psicológico y físico muy importante para el médico que los trata, y a veces estás muy cansado sin saber muy bien por qué, y cuando te para a pensar te das cuenta de todo el esfuerzo que supone para ti tu trabajo diario. Y también que muchas veces te llevas los pacientes a casa, y piensas en ellos fuera de tu horario de trabajo.

-¿Estarías dispuesto a cambiar de país o ciudad si tu puesto así lo requiere?
Sí, aunque estoy muy contenta con la gente que trabajo, mi jefe, mis compañeros médicos…me daría mucha pena dejarles. Tenemos un ambiente excepcional.

-¿Has sacrificado algo por estudiar esta carrera?
Sin duda, mi juventud-adolescencia, mientras otras amigas salían y se divertían y viajaban, yo estaba en casa estudiando. Como era estudiante no tenía dinero para caprichos de ese tipo (excepto lo que me ayudaba mi hermana, a quien se lo agradezco mucho). En mi casa somos gente humilde y a mis padres ya les suponía un gasto muy importante los 6 años de carrera en la universidad y después la academia para preparar el MIR. Fue a partir de empezar la residencia cuando empecé a tener mi primer sueldo. Y de hecho sigo sacrificando mi tiempo, ya que nosotros tenemos que estudiar cuando llegamos a casa. Sacrificamos tiempo también de nuestros familiares y amigos por este motivo.

-¿Tienes alguna publicación propia?¿Qué tal fue la experiencia?
Sí, tengo varias. También he realizado comunicaciones orales en los congresos nacionales. La experiencia es buena, es una manera de compartir “tu ciencia” con el resto de colegas, y poder valorar objetivamente, si lo estamos haciendo bien.

Gracias por tu labor de ayudar a los demás, y que puedas seguir salvando vidas en la medida de lo posible.

Quisiera añadir:

Animo a todos los estudiantes para que estudien oncología, ya sea oncología médica u oncología radioterapia, cualquiera de las dos, son especialidades muy bonitas y es una especialidad que está en continuo desarrollo y cada vez más necesaria.

ENTREVISTA A JUAN MIGUEL MÁRQUEZ, PROFESOR DE RELIGIÓN EN EL IES SANTA LUCÍA DEL TRAMPAL DE ALCUÉSCAR Y FUNDADOR DE LA ONG “TU QUÉ MIRAS”, por Isabel Gil Corrales.

Buenos días, hoy vamos a entrevistar a D. Juan Miguel Márquez que es un profesor que ha dedicado su tiempo a ayudar a los más necesitados y por eso ha creado una O.N.G. llamada “TU QUÉ MIRAS”.

Entrevistadora: Hola Juanmi.

Juanmi : hola

Entrevistadora:¿Por qué se te ocurrió la idea de formar una O.N.G.?

Juanmi: Porque ante la pobreza podemos hacer dos cosas: no hacer nada o intentar hacer algo aunque sea poco.

Hemos creado la O.N.G. “ Tu qué miras..” para hacer proyectos concretos de ayuda a los más desfavorecidos.

Entrevistadora: ¿Formaste tú sólo la O.N.G o con más personas?

Juanmi: La formamos mi hermano, mi mujer, una amiga y yo, de momento somos pocos pero con muchas ganas.

Entrevistadora: ¿En qué año?

Juanmi: En el 2012.

Entrevistadora: ¿ Cuál fue la primera obra que hicisteis con la O.N.G?

Juanmi: Un pozo en una zona rural de la India , es de sondeo y el dinero lo aportaron los alumnos del I.E.S “Santa Lucía del Trampal”.

Entrevistadora: ¿Cuánto hace que habéis hecho la última obra?

Juanmi: Todavía no la hemos realizado, será en agosto.

Entrevistadora:¿Estáis centrados solo en esa localidad,o ayudaréis a más localidades?

Juanmi: No, ayudaremos donde sea necesario.

Entrevistadora: ¿A cuántas personas abastece el pozo?

Juanmi: A cientos.

Entrevistadora:¿Has ido alguna vez a algún pueblo de la India a ayudar o tú lo haces todo desde aquí?

Juanmi: Sí, primero fuimos a ver la necesidad, segundo formamos la O.N.G y tercero llevamos el dinero.

Entrevistadora: en el pueblo de la India habéis construido ya un pozo ¿pensáis construir más ?

Juanmi: Sí, dos.

Entrevistadora: ¿De dónde sacáis los fondos para viajar ,ayudar,construir…?

Juanmi: De la venta de papeletas en los institutos y de un mercadillo solidario.

Entrevistadora:¿Qué proyectos tenéis en mente?

Juanmi: construir un pozo en Senegal.

Entrevistadora: ¿La próxima vez que viajes a dónde vais a ir?

Juanmi: a la india y después a Senegal.

Entrevistadora:¿Construiréis más pozos?

Juanmi: Tal vez.

Hasta aquí ha llegado nuestra entrevista. Una aclaración: como esta entrevista iba de héroes yo he elegido a Juanmi por ayudar a los más necesitados.

ENTREVISTA A TOMÁS GONZÁLEZ CID, COORDINADOR DE CÁRITAS EN ALCUÉSCAR, por Nuria Rey Burgos.

¡Buenos días!

Estoy hablando con Tomás González Cid, un hombre de Alcuéscar que, con 70 años, es coordinador en Cáritas. Tomás ha estudiado humanidad en un seminario y 1º y 2º de derecho. Es un hombre alto, con el pelo un poco cano, con gafas y un carácter muy agradable.

-Hola, Tomás

-Hola, Nuria

-Para empezar te quiero preguntar: ¿Qué es Cáritas?

-Cáritas es una organización no gubernamental, eso que está tan de moda, una ONG, que se dedica a auxiliar a los más necesitados. Es una organización de la Iglesia Católica y en cada pueblo hay una organización de Cáritas, somos personas voluntarias, que nos gusta ayudar y auxiliamos a la gente necesitada.

-¿Cuándo empezaste a ser coordinador? Y ¿Cómo?

-Llevo año y medio, casi dos años llevo ya como coordinador de Cáritas y porque me lo propusieron. Me lo propuso el cura de aquí y los demás voluntarios, que el que había al frente llevaba ya mucho tiempo y me pidió que le ayudara y le ayudé, le estoy ayudando, soy uno más.

-¿Qué sentiste cuando te nombraron coordinador?

-No sentí nada, lo único que sientes es un afán de colaborar, que es lo que quería yo, nada especial, simplemente afán de colaborar y de ayudar a los demás.

-¿Qué funciones ejerces tú como coordinador?

-Pues lo dice la propia palabra coordino las diversas actividades que se hacen en Cáritas porque en Cáritas hay reparto de alimentos, hay que gestionar la adquisición de esos alimentos; hay que hacer campañas para conseguir fondos, para comprar alimentos y quien dice alimentos dice otras ayudas como por ejemplo a las familias que le van a cortar la luz, porque no pueden pagar o que les van a cortar el agua porque no pueden pagarla, pues se les ayuda económicamente, se les paga la luz y el agua y si no pueden pagar el alquiler de la casa donde viven, pues se les ayuda. Se ayuda también a los niños con los libros, hay muchas familias que no pueden comprarle a sus hijos los libros y entonces se les ayuda y esas son las funciones que hago: coordinar, buscar de dónde sacar el dinero para ayudar a la gente y repartirlo. Repartir lo que conseguimos. Quien más nos da es el banco de alimentos, que nos da alimentos cada dos o tres meses, que nos dan alimentos para repartirlos, eso es.

-¿Qué otros cargos se ejercen en la asociación de Cáritas?

-Pues mira, después, hay entre todos los voluntarios, hay un secretario, que se encarga de las cosas administrativas, hay un tesorero. A parte de eso, hay vocales por barrio, el pueblo lo tenemos dividido en sectores, en diversos barrios y en cada barrio hay un responsable, es decir, que se entera de las necesidades que hay en ese barrio, para después poderles ayudar y cuando la gente va a pedir informarnos de las necesidades, cada uno tiene su cometido.

-¿Qué actividades ejercéis para aquellas personas que lo necesita?

-Ya te lo he explicado antes, económicamente sobre todo, que es proporcionarle alimentos, porque hoy en día hay familias que no pueden disponer de los alimentos que necesitan, entonces se les da. Hay familias que tienen niños pequeños y hay que darles leche para los niños, potitos y esas cosas. Y para las familias legumbres y esas cosas, arroz, pasta, cosas para comer.

Después también se les ayuda en el pago de la luz, el pago del alquiler, en fin, mil cosas. Lo que más me gustaría es ayudarlos en tener una bolsa de trabajo, pero, desgraciadamente, no hay nadie que quiera ofrecer puestos de trabajo,sino, sí nos gustaría.

-¿Qué sientes cada vez que ayudas a alguien?

-Yo siento una satisfacción interna grande, es una gran satisfacción el ayudar a alguien, para mí es lo más importante, una satisfacción personal.

-¿Viajáis a algún sitio?

-De vez en cuando, cada tres meses tenemos un encuentro con las diversas Cáritas de la comarca, somos unos cuantos del arciprestado que se llama, de Montánchez, de Valdefuentes, de Albalá, de Arroyomolinos y todos nos reunimos cada tres meses y después una vez al año nos reunimos toda la provincia, precisamente fue el sábado pasado (16-02-2013) en Montánchez, nos juntamos allí 400 voluntarios de Cáritas de toda la provincia y estuvimos allí y nos dieron una charla un señor de Cáritas de Málaga que vino y comimos, tuvimos una comida con fraternidades, comimos y nos vinimos para casa.

-¿Dónde te reúnes con las demás personas de tu pueblo que componen la asociación?

-Nosotros nos reunimos una vez al mes, los voluntarios de aquí, nos reunimos donde tenemos la sede que es en la casa parroquial, la casa del cura, nos ha cedido un trozo y un trozo es para nosotros tenemos allí el almacén y tenemos allí el despacho y allí nos reunimos y allí tratamos las cosas que van surgiendo.

-¿Coordinas tu vida cotidiana con tu labor en Cáritas?

-Sí, porque da la casualidad que yo estoy jubilado entonces todas las cosas que tengo que hacer las he hecho ya porque yo he trabajado antes cuando estaba en activo, ya no, ya estoy jubilado y me sobra tiempo y el tiempo que me sobra lo empleo en ayudar a la gente y eso me gusta mucho.

-Bueno y ya hemos acabado, Tomás muchas gracias.

-De nada Nuria, ha sido un placer.

Bueno y hasta aquí la entrevista a Tomás.

¡Adios!

Nuria, Isabel y Desiré de 1º B – NUESTRO ALUMNADO
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *