Loading...
Cúpula 4Revista Cupula

Avanzamos hacia la web 3.0

Con el contenido de este artículo pretendo dar una idea de lo que será la continuación de la web 2.0 y cómo afectará a nuestras vidas una web más colaborativa y semántica.

Cronológicamente,” la llegada de la web 3.0 se produciría de forma progresiva entre el año 2010 hasta el 2020”, según afirma Juan Miguel Gómez, Profesor del Departamento de Informática de la Universidad Carlos III de Madrid.

Pero para empezar, haré un recorrido por la web 1.0, pasando por la web 2.0 hasta llegar a la 3.0, qué aplicaciones se le está dando, así como la influencia que tendrá en la vida diaria, trabajo y educación.

Si la web 1.0 fue la web de los documentos, es decir, el usuario accede a Internet para adquirir y consultar información; la web 2.0 es la de las personas, donde estas no se limitan a obtener contenido sino que los generan, participan aportando sus opiniones; y la web 3.0 será la de los datos, donde personas, organizaciones y máquinas generan contenido, este contenido puede ser reutilizado y además se tendrá fácil acceso a la información.

Trataré un poco más a fondo la Web 2.0. Para ello me remito al libro La Web’11 (Guía para sobrevivir en Internet en el año 2011) de Eduardo Albalá, donde cita las características de este concepto.

El término 2.0 se popularizó a partir de la conferencia O’Reilly Media Web 2.0, en el año 2004.

Este concepto se basa en cuatro puntos clave:

• Las plataformas y ambientes colaborativos (desde YouTube hasta Facebook, pasando por la Wikipedia) donde son los propios usuarios los que generan el contenido.

• Una nueva organización de la información, a través de etiquetas (o tags) en lugar de con árboles de clasificación y buscadores (como Google) en lugar de directorios.

• La sensación de estado Beta (o en pruebas) continuo. No importa lanzar las cosas aunque no estén del todo cerradas, lo importante es que evolucionen con los usuarios.

• Multiplataforma, la Web salta de los ordenadores a otros dispositivos como teléfonos, televisiones, libros electrónicos, etc.

Además, hay otras cuestiones que se asocian de una forma u otra a la Web 2.0, como el auge del software libre y el código abierto, o la aparición de la Nube (the cloud computing), es decir, la red como plataforma en sustitución de los soportes basados en sistemas locales.

ENTRAMOS EN LA TERCERA VERSIÓN.

Se caracterizará por ser más colaborativa, participativa y quizás más inteligente, donde los buscadores podrán distinguir y entregar a individuo resultados diferenciados. Pues bien, a esta nueva y sofisticada manera de utilizar Internet se le llama Web Semántica. Se trata de dotar a la web de significado, con una información mejor definida, apoyada en un lenguaje universal en el que se puedan compartir y transferir datos. La idea es obtener información de manera sencilla y rápida sin que nos aparezcan miles de respuestas inútiles.

“ …la web 3.0 será la de los datos, en donde individuos, organizaciones y máquinas generarán contenido que puede ser reutilizado y en donde habrá fácil acceso a la información.”

PARTICIPANDO EN EL CAMBIO EN LA EDUCACIÓN.

No cabe duda, que la web 2.0 ha aportado muchísimas ventajas para la educación, entre ellas permitir que alumnos y profesores se comuniquen de forma interactiva, con la consiguiente eliminación de las barreras geográficas, hecho que hace décadas no se podía ni imaginar.

Se trata de una web, que no sólo ha realizado un aporte tecnológico a la educación, sino que ha enfatizado enormemente el factor social; debido a que el alumno no sólo aprende dentro del aula sino también fuera de ella. Para ello se basa y forma parte de la colaboración en distintos sitios.

Un ejemplo es Wikipedia, la enciclopedia libre, basada en los conocimientos colectivos de los usuarios, donde pueden añadir, modificar o eliminar contenidos. Otro ejemplo es Yahoo! Answers, que es un espacio donde la gente hace preguntas y obtiene respuestas de otras personas, sin que intervengan los expertos. En la retroalimentación intervienen todos los involucrados en el proceso, y todo esto enriquece la respuesta.

También hay que mencionar otras herramientas como foros, chats, edublogs, redes sociales, etc, que permiten que los estudiantes discutan y analicen temas vistos en clase, de forma que obtienen una vasta gama de respuestas. Las nuevas tecnologías permiten que obtengamos esta información en tiempo real, para lo cual los ordenadores conectados a Internet se han convertido en un apoyo educativo.

Las herramientas que aparecen en la tabla siguiente no fueron pensadas como herramientas de aprendizaje, sino que por sus características, popularidad o potencial se han abierto camino para quienes creen que en la integración de la tecnología está el futuro del aprendizaje.

Tienen características de la web 2.0: se accede a ella de forma online, son gratuitas y de naturaleza colaborativa.

En cuanto a la web 3.0 se prevé que tenga más servicios colaborativos, donde las personas participarían aportando sus comentarios, recursos, buscando información más organizada, en tiempo real. No obstante, es un poco prematuro adelantarse a cómo será la evolución. Pero podemos visitar algunos sitios interesantes para irnos familiarizando con la web semántica: W3C, searchmonkey, Twine, freebase, powerset.

Rufina Ortega Alegre. Profesora de Informática. IES “El Brocense”. Cáceres. – Colaboraciones Externas
 
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *